OTRO COME MANZANAS

Roberto entró al salón de clase. Se le había hecho algo tarde así que se apresuró a escribir el tema del día en el pizarrón: “¡Somos libres!, o ¿Somos libres?”.

Se volvió de frente a la clase y preguntó —¿Qué es libertad?

   Uno de los alumnos levantó la mano y dijo: —Es poder elegir lo que queremos, es vivir en democracia, es libre albedrío.

  Roberto hizo una pausa con las cejas casi unidas. —¿Libre albedrío? ¿Usted de veras cree que puede elegir siempre lo que puede hacer?

  —Si —respondió el alumno—, yo puedo elegir lo que quiero hacer, por quien votar, tengo la libertad de expresar mis pensamientos.

  Roberto sonrió con la mitad de la boca. —Eso solo es ideología en su máxima expresión. El libre albedrío es imposible por definición. Usted no puede elegir lo que de verdad quiere, sus elecciones están limitadas por las circunstancias, sus libertades son restringidas dentro de un marco social, donde le hacen sentirse agradecido por solo una pequeña porción de sus posibilidades. —Roberto decía esto mientras caminaba frente a su escritorio con las manos juntas detrás de la espalda—. El acto de votar por lo que usted llama “quien usted quiera” es solo para hacerle creer que usted esta en control. Usted no tiene total libertad ni si quiera a la hora de comunicarse, ya que esta limitado por la capacidad de poder expresar representaciones mentales abstractas a travez del lenguaje.

   El estudiantes permaneció en silencio por unos segundos y reaccionó: —Yo puedo elegir en este momento expresar que usted es un egocéntrico que piensa que siempre tiene la razón. Es el peor profesor del campus. Usted presume saberlo todo. Todos los odian. Y todos saben de la botella de whisky que mantiene escondida en su escritorio.

El resto de la clase se echó a reír. Roberto esperó a que las risas mermaran. El mismo dejó escapar una sonrisa, no porque lo hubiera encontrado gracioso sino en reconocimiento al atrevimiento, reposó el mayor porcentaje de su cuerpo sobre su pie derecho y dijo: —Si me odian probablemente es porque no pueden lidiar con que les digan algo distinto a lo que han acostumbrado a creer siempre. Les hace sentirse expuestos; que su vida a tenido el mismo rumbo predefinido que los demás. Van a la escuela, al colegio, luego vienen a la universidad donde les hacen creer que tienen un criterio propio pero solo son parte del juego. Luego viene la etapa de convertirse en un ciudadano productivo, conseguir un trabajo, levantarse en la mañana somnoliento, casi por inercia ponerse la ropa, ir a esperar el bus o subirse al auto, pasar al rededor de una hora metido en una presa para llegar al trabajo desestimulante y aburrido. Cuando regresa a la casa ya han pasado 12 horas del día pero tiene que llegar a prepararse algo de comer, encender el televisor, ver una serie donde salen dragones, dormir, repetir.  Luego se casan, tienen hijos, les heredan alguna religión y una visión subjetiva acerca de diferentes conflictos sociales. —Roberto cambió el peso de su cuerpo al pie izquierdo, cruzo los brazos y concluyó— “Esta todo en frente ustedes. ¿Qué van a hacer al respecto?”

—Basura filosófica. Así es como debería de llamarse su clase —dijo el alumno—. Usted lo quisiera que todos fuéramos unos alcohólicos don nadie que se auto aborrecen, igual que usted. Eso lo haría sentirse mejor consigo mismo.

   La clase quedó en total silencio. Roberto se tomó unos segundos y dijo: —En las palabras de J.D Sallinger, usted es tan solo otro come manzanas más.

   El timbre que daba por terminada la clase relinchó como un caballo. Esperó a que todos salieran del salón de clases y de una de las gavetas de su escritorio sacó la botella de whisky y un vaso y se sirvió un buen trago. Caminó con rumbo a su vehículo que era negro como un control remoto y se fue manejando hacia el sol. No porque fuera nada poético sino porque de casualidad su casa quedaba en la misma dirección desde donde se proyectaba el sol.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s